Los pasados 12, 13 y 14 de agosto se llevó a cabo en México, D.F., una serie de talleres para aprovechar la primera liberación de datos abiertos del Gobierno Federal, que están publicados en el portal datos.gob.mx. En estos talleres participaron diversas organizaciones civiles y periodistas que, tras una introducción al uso de datos abiertos y una capacitación para el uso de herramientas de limpieza, análisis y visualización de datos, se dispusieron a explorar los datos de México en una expedición que tuvo los siguientes tópicos:

  • Martes 12 agosto: Infraestructura, productividad e inversión pública.
  • Miércoles 13 agosto: Pobreza, carencias y desarrollo social.
  • Jueves 14 agosto: Salud pública, demografía y población.

En los talleres identificamos preguntas que pueden ser resueltas utilizando conjuntos de datos, así como herramientas de limpieza y visualización que nos permiten formas de análisis rápidas y efectivas.

De la teoría a la práctica se mostró cómo se puede obtener dichos datos, y, empleando herramientas de código abierto, encontramos historias y vimos cómo crear visualizaciones para hacer la información más fácil de entender.

Durante los talleres, algunos invitados nos entusiasmaron contándonos sobre los proyectos en que trabajan, como el de las chicas de telus.mx que usaron datos públicos para generar inteligencia geopolítica, o los chicos de descifra.mx que usaron los datos públicos para orientar a PyMEs y Corporativos sobre micromercados. También Francisco Mekler de mejoratuescuela.org nos hablo sobre la importancia de anonimizar datos, y dio recomendaciones de seguridad que debemos tomar en cuenta a la hora de publicar.

 

Phi

Los facilitadores jugamos un papel muy importante en el proceso de aprendizaje, así que he aquí algunos consejos para para llevar un taller exitoso (^_-):

  • Planifica tu taller – No dejes las cosas al azar. Recuerda si tienes alguna errata, no hay que sufrir; tómalo con humor y úsalo para incentivar la participación.
  • Averigua los perfiles de la audiencia – Esto te permitirá encaminar el contenido del taller a algo con mayor interés para todos y todas.
  • Pásala bien – Si disfrutas lo que estás haciendo, es probable que los participantes también lo pasen bien.
  • No existen líneas divisorias – El público está ahí para aprender, pero siempre puedes enriquecerte conociendo lo que hacen y cómo lo hacen. Incentiva la participación; hazlos tus amigos.
  • Tú eres la guía – Sólo puedes mostrarles el camino, pero son ellos los que deben hacer las cosas.
  • Facilita la curva de aprendizaje – Busca un lenguaje en común, evita los tecnicismos y busca la manera más fácil de llegar al resultado.
  • Prepara las herramientas – Prepara la lista de herramientas y descargas, pide a los participantes las descarguen e instalen de ser posible antes de llegar al taller. Puedes tener unos USB precargados por cualquier contingencia.