Ni vivas ni muertas, las personas desaparecidas dejan tras de sí no sólo el dolor de su ausencia sino una pesadilla de trámites y papeleo para ser reconocidas como tales por los Estados.

El 28 de febrero de 2015 un equipo multidisciplinario conformado por los desarrolladores Ricardo Alanís, Miguel Morán, Sandra Barrón y los periodistas Israel Piña y Gibrán Mena comienzan la labor de limpieza y estandarización de los datos de la organización civil Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos, en el estado mexicano de Coahuila.

Esta base de datos se levantó por medio de denuncias ciudadanas, y era la mayor en Coahuila en 2015. Su característica más atractiva era que reunía las denuncias ciudadanas de desaparecidos que no adquirían el estatus “oficial” de desaparición debido al largo y extenuante trámite burocrático que representaba. No obstante, los datos se encontraban dentro de los jpges de fotografías con los rostros de los desaparecidos.

A estos datos se sumaron los de la base gubernamental Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED),  alimentada con datos oficiliazidos por la burocracia local, y posteriormente también se sumaron los del programa también gubernamental Dar Contigo.

Naturalmente, el estándar en los datos era nulo. La primera tarea fue la del scraping, que tuvo una capa adicional de dificultad considerando que algunos datos se hallaban atrapados en los jpegs. Python fue la herramienta seleccionada para extraer esos datos. Pero el mayor reto no consistió en la extracción de los datos, sino en la estructuración de un estándar de datos necesarios que los unificara todos. Estos campos son los que actualmente se encuentran como parte del formulario de la plataforma actual, Nos Faltan Más.

Están diseñados para incluir temas no cuantitativos, como redacción de las narraciones de los desaparecidos e incluso audios con testimonios. Estos campos están diseñados para facilitar la verificación periodística de las denuncias.

La plataforma sigue en construcción y sigue teiendo como objetivo mostrar en una sola plataforma, Nos Faltan Más, un formulario de envío de datos claro y sencillo para que familiares y amigos de estas personas enviaran los datos de sus desaparecidos, incluso si no eran reconocidos por sus gobiernos. Al mismo tiempo, se ilustra periodísticamente lo terrible de este abismo con un caso y una línea de tiempo.

El Open Data Day 2016 ofreció al equipo de Cívica Digital, encabezado por Barrón y Alanís, un espacio para continuar la labor de estandarización. Pero falta aún más. El desarrollador detalla cómo puedes sumarte en en esta entrevista para Escuela de Datos.