17f6898Antonio Cucho Gamboa, fellow por Perú

A finales de 2013 y  principios de 2014 fundó la organización Open Data Perú y se postuló en 2014 para el fellowship. Al tener capacidades técnicas como programador y unirse a periodistas co fundó la publicación online de periodismo de investigación Ojo Público. Hoy dirige una convocatoria local para el fellowship Open Data Perú.

¿Qué te interesó más de tu experiencia enseñando a otros?

Algunos de los talleres fueron ligados a periodistasScreen Shot 2016-02-23 at 10.59.44 AM y había un interés bastante alto. Luego nos enfocamos mucho en el trabajo con voluntarios, de estudiantes para los eventos que venían.

Intentamos hacer que el fellow tenga contenidos de todo tipo. El año pasado Open Data Perú lanzó su convocatoria de fellows nacionales, le llamamos Open Data fellows. De agosto a diciembre tuvimo tres de ellos, y estuvimos muy enfocados al trabajo descentralizado, un poco para poder conocer nuevos actores.

Es uno de los proyectos más grandes que hemos tenido. Esperamos este año poder replicarlo y adherir estos fellows a la red de School of Data

¿Cómo describirías la escena de la comunidad local y regional, antes y después de que participaras en el fellowship?

En Perú éramos una comunidad nueva y no teníamos un historial largo así que la comunidad la hicimos. Participamos en Abrelatam 2014 y después en Costa Rica, durante la Cumbre Regional de Gobierno Abierto.

Me dio la oportunidad de interactuar mucho con comunidades de periodistas y gente curiosa aquí en Perú.  Lo siguiente fue apoyar a una red emergente en Centroamérica, en Costa Rica, en una comunidad que se estaba formando, y participando en su lanzamiento.

En México ya había un trabajo previo pero de alguna manera también apoyamos a varios periodistas en el bootcamp del Banco Mundial. Fue muy interesante y muy intenso.

¿En qué proyectos participaste y dónde encontramos las salidas de dichos proyectos?

Antes de postularme, soy cofundador de un medio de periodismo de investigación, Ojo Público, generamos una aplicación que se llama Cuentas Juradas.

Se trata de información de alcaldes y ex alcaldes de Lima que la asociación Suma Ciudadana solicitó. Lo siguiente fue el nivel de interacción y el nivel de difusión que tuvo. A la hora en que salimos ya llamaban para hacer entrevistas en radio y televisión. La herramienta era muy novedosa.

Era la primera vez que alguien usaba la información de declaraciones juradas para hacer una aplicación. Ejercimos presión, empezaron a añadir esta investigación para apoyar la iniciativa. Ahora las declaraciones juradas son obligatorias. No digo que la aplicación haya sido el caballo de batalla de esa resolución, pero tuvo mucho que ver.

¿Qué elementos, técnicas, herramientas, compartiste con otros fellows y miembros de la comunidad de datos globales?

Después del Summer Camp cada uno tenía sectores muy específicos. Yo sí trabajé muy de cerca con América Latina. Sí teníamos contacto con personas de África y la comunidad europea pero me enfoqué en América Latina.

Sobre el tema más pedagógico. Uno de mis trabajos ha sido como profesor de programación. He lidiado con mucha gente y por esa parte no he tenido mucha preocupación, ya que contaba con esa experiencia en el área de dar clases.

Una de las cosas importantes es que empezamos a trabajar con periodistas. No fue muy complicado porque los entrenamientos iban adecuados a las personas.

¿Qué le sugerirías a los postulantes del fellowship 2016 y a los seleccionados?

Que consideren que el trabajo va a abrir un montón de oportunidades, comunidades internacionales y otras.

Que este programa no es solamente una pequeña pasantía que les va a durar seis o siete meses sino una oportunidad que les va a dar acceso a mucho tiempo más, van a poder aprender mucho de muchas otras cosas. Que lo consideren como una oportunidad para seguir creciendo profesionalmente.